"Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí"
Juan 14.6

miércoles, 5 de octubre de 2011

Día del camino

Hoy es el día del camino. Existen miles de caminos; hay cortos y largos, lindos y feos, buenos y malos. Sin embargo, todos tienen un propósito: servir de tránsito de un lugar a otro.
Dios dijo: “Mis pensamientos no son vuestros pensamientos ni vuestros caminos mis caminos” (Isaías 55.8). Acá el Señor, por medio del profeta, habla de caminos. “Vuestros caminos” (los de los hombres) y “mis caminos” (los de Dios). Entre ambos hay una infinita distancia y diferencia –de muerte y de vida; de perdición y de salvación. ¿Cómo explicar eso?
Básicamente, existen dos caminos, los de los hombres y los de Dios. Los caminos de Dios, revelados en la Biblia, son únicos y majestuosos. Marcados por la santidad, la justicia, el amor y la esperanza. Los caminos de los hombres, evidentes ante nosotros, son marcados por la corrupción, la injusticia, el odio y la desesperación. La razón es simple, están en contramano con los de Dios. Leemos en la Biblia: “Hay camino que al hombre le parece derecho, pero es camino que lleva a la muerte” (Proverbios 16.25).
La existencia de estos dos tipos de caminos no es la voluntad de Dios. Por eso, el Señor estableció el medio en que podemos abandonar nuestros caminos y andar los suyos: Jesucristo. No hay otro camino que nos lleve al Padre. Lo trazó con su muerte y su resurrección. Jesús se describió como “el camino”. Dijo: “–Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre sino por mí” (Juan 14.6). Por medio de él, en fe y confianza, podemos disfrutar del amor de Dios, conocer sus caminos y andar en ellos.
Cuanto más vivimos en el Señor, por la Palabra y los medios de gracia, más sus pensamientos serán nuestros pensamientos y sus caminos nuestros caminos. En este día del camino, sigue a Jesús, que es “el camino” que lleva por una vida abundante acá y la vida eterna allá.
Arnildo Ikert, pastor.
Coronel Suárez, Bs. As. 05/10/2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario