"Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí"
Juan 14.6

viernes, 1 de junio de 2012

La Biblia, la verdad

Hay pocas cosas, si es que hay alguna, que me gusten más que leer. Tengo mi biblioteca con una buena cantidad de libros. Son mi pasión no sólo porque me instruyen sino porque, principalmente, en ellos puedo encontrar ayuda para entender mejor la Biblia.
Por supuesto, debemos recordar siempre que no podemos dejar que buenos libros tomen el lugar de la Biblia. Debemos beber de la fuente y no de los riachuelos que salen de ella. En la contratapa de mi Biblia escribí esta frase que leí en alguna parte: “La Biblia es la verdad, por eso funciona. No porque funciona, es la verdad”.
Martin Lutero dijo: “Dios está en todas partes. Sin embargo, él no quiere que lo busques por todas partes, pero sólo en la Palabra. Léela y lo alcanzas correctamente. De lo contrario estarás tentando a Dios y puedes caer en la idolatría. Es por ello que ha establecido un método determinado para nosotros. Este nos enseña cómo y dónde debemos buscarlo y encontrarlo, es decir, en la Palabra”.
Abre tu Biblia hoy y lee con atención y con confianza la palabra de Dios. De esa manera el Señor, por medio de su Santo Espíritu, puede trabajar en tu vida mediante su Palabra para darte dirección, consuelo, paz, perdón, esperanza. En la Sagrada Escritura está revelado el amor de Dios en Cristo, el único salvador, quien nos salvó con su sacrificio substituto. Podemos creer en él, esperar de él y vivir con él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario