"Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí"
Juan 14.6

lunes, 4 de junio de 2012

Niños víctimas

Hoy es el día internacional de los niños víctimas inocentes de la agresión. Al pensar en los niños como víctimas me vino a la mente un episodio durante el ministerio de Jesús. El escritor bíblico relata: Jesús preguntó al padre: -¿Cuánto tiempo hace que le sucede esto? Él dijo: -Desde niño. Y muchas veces lo arroja al fuego o al agua, para matarlo; pero si puedes hacer algo, ten misericordia de nosotros y ayúdanos. Jesús le dijo: -Si puedes creer, al que cree todo le es posible. Inmediatamente el padre del muchacho clamó y dijo: -Creo; ayuda mi incredulidad.” (Marcos 9.21-24).
Este padre, del cual cuenta el texto, mostró el amor hacia su pequeño y evitó la agresión para con su hijo. Debemos esforzarnos en hacer bien a nuestros niños desde sus años más tempranos. Si el diablo comienza tan pronto a hacerles mal, no debemos quedarnos rezagados y ser diligentes en guiarlos a Dios y en cuidarlos con misericordia. Nunca es demasiado pronto para luchar y orar por la salud del cuerpo y del alma de los niños; nunca demasiado temprano para dirigirnos a ellos y hablarles, como seres morales, de Dios y su Palabra, de Cristo y su sacrificio perfecto, del mal y del bien. De esa manera podemos evitar la agresión y generar la compasión.
Más adelante leemos que Jesús tomándolos en los brazos (a los niños), ponía las manos sobre ellos y los bendecía” (Marcos 10.16). Queremos y podemos hacer lo mismo con los pequeños, víctimas de lamentables agresiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario