"Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí"
Juan 14.6

jueves, 30 de mayo de 2013

El camino, la verdad y la vida

“Jesús le contestó: —Yo soy el camino, la verdad y la vida. Solamente por mí se puede llegar al Padre” (Juan 14.6).
Este es uno de los pasajes más básicos e importantes de las Escrituras. ¿Cómo conoceremos el camino hacia Dios? Únicamente a través de Jesús.
El camino recibe énfasis por repetición en los vv. 4, 5 y 6. Jesús no sólo explica, señala y discute el camino, sino que él mismo es el camino; porque por él, y únicamente por él, tenemos redención y vida nueva. Tampoco es “un camino”, sino que es el único camino. Por otro lado, las afirmaciones de Jesús son exclusivistas: nadie viene al Padre, sino por . El camino habla de una conexión entre dos puntos; en este caso sería entre el hombre y Dios, Jesús siendo el puente. Él es la verdad; no sólo la enseña y la discute, sino que es la misma y plena encarnación de la verdad redentora, la que revela a Dios (Juan 1.14). Jesús también es la vida (Juan 1.4) y la fuente de toda vida, tanto física como espiritual.
Por ser el camino, Jesús es nuestra senda al Padre. Por ser la verdad, es la realidad de todas las promesas de Dios. Por ser la vida, une su vida divina a la nuestra, tanto ahora como eternamente.
Podemos confiar en que Jesús nos lleva al Padre y que todos los beneficios de ser hijos de Dios son nuestros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario