"Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí"
Juan 14.6

jueves, 9 de mayo de 2013

Jesús, el pan de vida


“Jesús les respondió: -Yo soy el pan de vida. El que a mí viene nunca tendrá hambre, y el que en mí cree no tendrá sed jamás… Murmuraban entonces de él los judíos, porque había dicho: "Yo soy el pan que descendió del cielo",… Yo soy el pan de vida… Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguien come de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo” (Juan 6.35, 41, 48, 51).
La gente come pan para saciar su hambre física y para mantener su vida física. Podemos saciar el hambre y mantener la vida espirituales únicamente mediante una adecuada relación con Jesucristo. Con razón decía que era el pan de vida. Pero, el pan debe comerse para mantener la vida y a Cristo debe invitarse a entrar a nuestro diario andar para mantener la vida espiritual.
Jesús es el pan vivo. No sólo vive en sí mismo, sino que es dador de vida. Todo aquel que coma de este pan, vivirá para siempre. Pero, ¿cómo puede ser esto? ¿Cómo puede el Señor dar vida eterna a pecadores culpables? La respuesta se encuentra en la última parte del versículo 51, “el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo”. Aquí, el Señor Jesús estaba señalando adelante a su muerte en la cruz. Él daría su vida como rescate por los pecadores. Su cuerpo sería abierto y su sangre sería derramada como sacrificio por los pecados. Él moriría como sustituto. Pagaría la pena que nuestros pecados exigían. ¿Y por qué lo iba a hacer? Lo hizo por la vida del mundo. No iba a morir sólo por la nación judía, ni siquiera sólo por los elegidos. Su muerte tendría suficiente valor para todo el mundo. Esto, naturalmente, no significa que todo el mundo sea salvo, sino que la obra del Señor Jesús en el Calvario sería suficiente en su valor para salvar a todo el mundo, si todos los hombres acudiesen a Jesús. ¿Es Jesús tu pan de vida?

No hay comentarios:

Publicar un comentario