"Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí"
Juan 14.6

jueves, 27 de febrero de 2014

Labios del justo

Los labios del justo saben decirlo que agrada, mas la boca de los malvados habla perversidades
(Proverbios 10.32).

Dice un adagio: “Cuando hables, cuida para que tus palabras sean mejores que el silencio”.
En el texto bíblico citado arriba otra vez trata el tema de las palabras. El libro de Proverbios lo hace muchas veces. Mientras las palabras del justo son agradables y edificantes, las palabras de los impíos son distorsionadas y lejos de la realidad.
El carácter del justo y del impío es revelado por sus palabras El justo sabe lo que agrada a Dios y edifica a su prójimo, pero “la boca de los malvados habla perversidades”. Clarke dijo: Así como el amor de Dios no está en el corazón de ese hombre, así la ley de la bondad no está en sus labios”.
“Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes” (Efesios 4.29).

No hay comentarios:

Publicar un comentario