"Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí"
Juan 14.6

lunes, 3 de marzo de 2014

"Multiplicados"

Misericordia, paz y amor os sean multiplicados”
(Judas 1.2).

Hay una diferencia entre sumar y multiplicar. Cuatro más cuatro es ocho; pero, cuatro por cuatro es dieciséis. Judas habla de multiplicar.
Judas inicia su salutación con la palabra “misericordia”. La misericordia de Dios, tan grande e incomparable, perdona nuestros pecados. La otra palabra es “paz”. En el Nuevo Testamento es mucho más que simplemente ausencia de guerra. Es un estado de vida. Considerando que todos estábamos en enemistad con Dios, los cristianos estamos ahora en una relación de paz, por medio de Cristo. La misericordia precede a la paz. Completa esta salutación la palabra “amor”. El amor caracteriza el relacionamiento de Dios con el cristiano y la vida abundante que el hijo de Dios experimenta. Como de la misericordia salta a la paz, así de la paz salta al amor, el amor de Dios por nosotros y nuestro amor por él y por los demás.
El autor inspirado ora para que esas virtudes de Dios sean multiplicadas, que los cristianos no nos contentemos con las sobras, sino que estemos llenos de ellas. Dios está dispuesto a suplir con plenitud cada virtud. Si estamos limitados, no estamos limitados en él, sino en nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario