"Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí"
Juan 14.6

miércoles, 25 de junio de 2014

Compartir el evangelio

No hay dudas de que vivimos en un mundo cuya atención está centrada en el hombre y sus deseos. Lo trágico es que la persona sin Cristo está bajo la condenación eterna de Dios.
Como embajadores de Cristo, los creyentes hemos de estar dispuestos a compartir el evangelio. Así que somos embajadores de Cristo, lo cual es como si Dios mismo les rogara a ustedes por medio de nosotros. Así pues, en el nombre de Cristo les rogamos que acepten el reconciliarse con Dios” (2 Corintios 5.20). Hay cinco palabras que nos ayudan a recordar los puntos clave acerca de las buenas nuevas del Señor:
Problema. A causa del pecado, todos venimos al mundo separados de Dios. “¡No hay ni uno solo que sea justo! (Romanos 3.10). Tenemos la necesidad de que alguien pueda reconciliarnos con el Padre. Es fundamental entender que sin la intervención divina, el pecado es un problema sin solución.
Provisión. Una vez que reconocemos el problema, podemos hablar de la provisión de Dios. Él envió a su Hijo Jesús para ser nuestro Salvador. Sólo él pudo pagar la deuda que teníamos por nuestros pecados.
Precio. Para el hombre, es un regalo que no le cuesta nada, pero para Dios exigió el sacrificio de su Hijo en la cruz en nuestro lugar. El pago que da el pecado es la muerte, pero el don de Dios es vida eterna en unión con Cristo Jesús, nuestro Señor” (Romanos 6.23).
Fe. La única manera de aceptar el ofrecimiento de Dios es a través de la fe en Cristo. No hay otra forma. Pues por la bondad de Dios han recibido ustedes la salvación por medio de la fe. No es esto algo que ustedes mismos hayan conseguido, sino que es un don de Dios” (Efesios 2.8).
Seguridad. El Espíritu Santo mora en nosotros desde el momento en que somos salvos. Por medio de él, tenemos la absoluta seguridad de que somos hijos de Dios, y de que pasaremos la eternidad con él.
Podemos compartir el evangelio de Cristo sin temor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario