"Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí"
Juan 14.6

jueves, 31 de julio de 2014

En singular

“Al siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: ¡Este es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo!” (Juan 1.29).

Este era el gran día en que el Bautista identificó públicamente a aquel de quien él había dado testimonio. El artículo definido en “el Cordero” sugiere que los oyentes entendían a qué se refería. Posiblemente, Juan tenía en mente lo que dijo el profeta Isaías: “… como un cordero fue llevado al matadero” (Isaías 53.7) o quizás el cordero pascual. “De Dios” puede indicar que proviene de, es provisto por, o pertenece a Dios. Ahora algo importante, “que quita el pecado del mundo” define la misión del Cordero de Dios. Juan identifica a Jesús como un sacrificio expiatorio para resolver el problema del pecado. Juan habla de “el pecado” como la suma total de todos los pecados individuales. Del mundo” apunta al valor de la expiación de Cristo para toda la humanidad.
Tal vez nunca hemos pensado cuán alentador es que este texto, como muchos otros en la Biblia, use la palabra “pecado” en singular. Algunos dirán: “¿Qué importancia tiene? Puede ser un error gramatical”. Pero, esto no es ningún accidente gramatical. Acá tenemos una profunda verdad teológica.
Si bien es verdad que Jesús dio su vida en la cruz por nuestros pecados individuales –mentiras, engaños, avaricias, etc.–, también es cierto que él tomó la carga del pecado de toda la humanidad. Ese es el significado del singular.
Cuando nuestra atormentada conciencia nos acusa con el recuerdo de cierto pecado y, en silencio nos preguntamos, “¿puede Dios perdonarme ese pecado?”, la respuesta del evangelio es afirmativa. Cristo llevó sobre sí, a la cruz, “el pecado del mundo”. La deuda la pagó por completo. En singular también debe ser el creer en Cristo: El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que se niega a creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él” (Juan 3.36).

No hay comentarios:

Publicar un comentario